viernes, 18 de junio de 2010

Saramago ha muerto

Saramago es conocido y reconocido como un escritor de adultos, quizás por eso hay quien piense que no tendría cabida en este blog escolar, pero no paramos de decir (y decir, y decir, hasta la saciedad decir) que nosotros somos ejemplo para nuestros hijos y qué mejor manera de dar ejemplo que leyendo a Saramago, ese autor de novelas imposibles, sin apenas signos de puntuación, con esa escritura suya sin prisa pero sin pausa.

Cada uno de sus libros imprime una huella imborrable en el lector, la lectora, si no es por el tema que plantea es por cómo se va desarrollando la acción, libros como El evangelio según Jesucristo, El ensayo sobre la ceguera, La balsa de piedra, Caín, Todos los nombres... Y hoy, Saramago ha muerto, sin hacer mucho ruido, como el susurro de su lectura.

Hoy Saramago se ha marchado, pero no del todo, nos ha dejado su voz, sus palabras, sus historias. Y sí tiene un cuento para niños, se titula La flor más grande del mundo, editado por Alfaguara y hay un vídeo precioso en Youtube basado en esta historia maravillosa. Podéis verlo aquí
Este vídeo termina con dos preguntas que realmente dan la medida de lo que para Saramago es la literatura infantil (aunque él se considere un mal escritor de libros infantiles) "¿Y si las historias para niños fueran de lectura obligatoria para los adultos? ¿Seríamos realmente capaces de aprender lo que desde hace tanto tiempo venimos enseñando?"
Puede que ahora ya empiece a tener sentido esta entrada en este blog escolar ¿o no?
Este verano leed a Saramago, será una forma de homenaje y recuerdo. De diálogo. De felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada