domingo, 12 de enero de 2020

LA JOVEN DE LAS NARANJAS


La joven de las naranjas es un libro escrito por Jostein Gaarder y publicado por Siruela en 2003. La ilustración de cubierta es de Quint Buchholz y la traducción  del noruego de Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo.


Jostein Gaarder nació en Oslo (Noruega) en 1952, fue profesor de Filosofía y de Historia de las Ideas en un instituto de Berger durante diez años. 
En 1986 escribió su primer libro, un libro de relatos titulado El diagnóstico, y desde entonces no ha parado de escribir. Su libro más vendido, y por el título que más se le conoce, es El mundo de Sofía, una novela sobre la historia de la Filosofía.

La joven de las naranjas tiene por protagonista a Georg, un joven que recibe una carta once años después de la muerte de su padre, cuando él tenía sólo cuatro años.
"Cuando mi padre estaba enfermo le dijo a mamá que estaba escribiendo una carta para mí. Se trataba de una carta que yo leería cuando me hiciera mayor. Pero la presunta carta nunca apareció, y yo ya tenía quince años".

 Es una preciosa historia de amor, pero no sólo porque está llena de reflexiones y preguntas sobre la naturaleza, la vida y la muerte.
"Tengo que preguntarte algo muy serio, Georg, esa es la razón por la que te escribo. Pero para hacerte la pregunta, primero tengo que escribir esta inquietante historia, tal y como te prometí".

Y a partir de aquí Jan Olav, que así se llama, le cuenta un maravilloso cuento donde conoce a una chica con la que vive una hermosa historia de amor, la joven de las naranjas, y este amor por ella impregna toda la novela.
"Tal vez no exista una intimidad más grande que la de dos miradas que se encuentran con firmeza y determinación, y sencillamente se niegan a apartarse".

Aunque también tenemos en este cuento tan bien tejido (el libro está escrito como si se hubieran sentado juntos frente al ordenador), esa pasión que comparten padre e hijo por el mundo y la naturaleza.
"No me  digas que la naturaleza no es un milagro. No me digas que el mundo no es un maravilloso cuento". (Jan Olav)
"Cada individuo de esa plaza era como un arca de tesoros viva, repleta de pensamientos recuerdos, sueños y deseos". (Jan Olav)
"Si todo lo que ha ocurrido en el universo se metiera en una agenda de 24 horas, la Tierra habría nacido bastante avanzada la tarde, los dinosaurios habrían llegado unos minutos antes de la medianoche y la humanidad sólo llevaría existiendo los dos últimos minutos". (Georg)
"He aprendido a contemplar el cielo y a dejar que me asombre todo aquello que se encuentra a miles de millones de años luz en el espacio". (Georg)

También está muy presente el sentimiento de pérdida del padre, en el que siente que se perderá ese asombro por el mundo y esa separación de sus seres queridos, piensa si quizá no sería mejor no haber vivido.
"Pienso en las noches como esta que no se me permitirán vivir".
"Es del mundo de lo que uno se despide, de la vida, del cuento. Y al mismo tiempo de una pequeña selección de seres queridos".
"Si hubiera elegido no meter la cabeza en el gran cuento, no habría sabido lo que me iba a perder".
"Si eliges vivir, también eliges morir". (Jan Olav)
"He heredado de mi padre una profunda pena, la pena de que un día tendré que abandonar este mundo". (Georg)

Y todas estas reflexiones, todo este cuento, terminarán en la gran pregunta que su hijo tendrá que contestar y que de alguna manera condicionará la propia visión de Jan Olav de su paso por este mundo.
"¿Hubiera elegido vivir una vida en la Tierra sabiendo que un día de repente me sería arrebatada tal vez en medio de una gran felicidad?¿O habría rechazado desde el principio ese agitado juego de "dar y quitar"?".

Merece la pena acercarse a este libro, es emocionante encontrarte con alguien que ya no está en ese delicado momento de la adolescencia, después de leer esa carta Georg no verá de la misma manera lo que le rodea ni a quienes le rodean y compartirá con su padre parte de aquello que le fue arrebatado a los cuatro años.
Gracias, Pep Bruno, por la recomendación.

2 comentarios: