domingo, 4 de abril de 2021

La poesía de Estrella Ortiz

Estrella Ortiz nació en Balconete (Guadalajara). En 1983 comenzó a contar cuentos de manera profesional, desde entonces siempre ha tenido una relación muy estrecha con la tradición oral, especialmente con el folclore infantil (cancioncillas, retahílas, juegos infantiles…), y con la poesía; todo ello ha inspirado parte de su repertorio y ha sido materia de reflexión en sus charlas y cursos.

Por otro lado, siempre le ha gustado crear libros hermosos que forman parte de sus recursos para contar, muchas veces el formato de estos libros juegan con lo simbólico. Nos ha encandilado a grandes y pequeños con esas páginas llenas de sorpresas que, unidas a sus palabras y melodías, consigue el asombro de quienes la escuchan.


Seguramente de la conjunción de todo esto, con la editorial Totopo Brown, Estrella Ortiz soñó estos preciosos libros de tela para guardar retahílas que todos conocemos: 

El primero que salió fue Cinco lobitos (2016), este  juego de manos que seguramente hemos cantado más de una vez. Si os fijáis en las fotos, todo está cuidado al mínimo detalle: las telas, los colores, la disposición de las formas…, para crear un bello objeto que hará las delicias de los más pequeños. Este libro fue premio Fundación Cuatrogatos 2017 de Literatura Infantil y Juvenil.


Rápidamente les siguió la nana Luna, lunera (2016) y las canciones Tres ovejas (2017) y Sol, solito (2018), igual de hermosos y cuidados, explorando además las posibilidades que ofrecen otros colores.
Estos son, hasta ahora, los cuatro títulos publicados.


Recientemente (entre 2019 y 2021) la editorial Libre Albedrío los ha publicado en cartoné con las esquinas redondeadas. Las ilustraciones en collage de tela mantienen la simbología que permitirá al niño recordar la canción tradicional y que le va a familiarizar con el objeto libro, aprendiendo a seguir una historia con el paso de las páginas. Al final del libro hay un código QR que nos lleva a un vídeo musical de Estrella cantándolos.


La diferencia con los de tela es que en estos aparece el texto en mayúsculas.


Aquí podéis ver los vídeos en los que acompaña sus canciones con los libros de tela.


En este mismo formato, ya con textos de la autora (aunque, si os fijáis, todos ellos tienen resonancias de la tradición), nos encontramos varios libros, los dos primeros son Cada oveja con su pareja (2014) y Todo en su lugar (2015), editados por Amanuta. En uno los protagonistas son los animales y sus crías y en el otro la señora primavera con todo lo que trae consigo. Acompañados ambos por preciosas ilustraciones de Paloma Valdivia.


El cerezo (2015) sigue siendo un canto a la primavera,  y Regalos (2015) un abrazo de cariño a toda la familia y los pequeños detalles que pueden ofrecerles los pequeños de la casa. En esta ocasión, los dos ilustrados bellamente por Carlos Ballesteros, editados por La Fragatina.


Cualquiera de estos libros son tan rítmicos que rápidamente surge la canción, y esto es lo que hace Estrella con estos cuatro, les añade su canción; pinchando en la leyenda de la foto los puedes escuchar en su voz.

Aquí podéis escucharlos cantados por Estrella Ortiz

De paseo (2014), editado por Amanuta, fue también Premio Fundación Cuatrogatos 2015, nuevamente ilustrado por Paloma Valdivia.
Al escondite (2015) de la editorial La Fragatina, juega con las palabras que se esconden dentro de otras, ilustrado por Carlos Ballesteros.
Menudos bichos (2018), lleno de bichitos que harán las delicias de los pequeños, con hermosas ilustraciones de Carmen Saldaña. También editado por Amanuta.


La mariposa (2015), es una invitación a los pequeños para  conocer el entorno que les rodea. Las ilustraciones son de Carlos Ballesteros y está editado por La Fragatina. 
Colores (2015), en él Estrella acompaña los colores con hermosas rimas, alegres y juguetonas, que casi seguro terminaremos cantando. De nuevo Paloma Valdivia es la encargada de ilustrar estos versos.


Uno de sus últimos libros publicados ha sido Olas vienen, olas van (2020), también en cartoné y con bellas ilustraciones a doble página dKarina Cocq; el texto y las ilustraciones acompañarán al niño en el momento de irse a dormir. Está publicado por editorial Amanuta.


Hasta aquí los libros para los más pequeños, con textos, temas, formatos e ilustraciones muy adecuados para ellos. Los siguientes son selecciones de poemas y/o historias rimadas que serán del gusto también de niños más mayorcitos.


Las cuatro estaciones (2015) es un libro en el que, Estrella con sus palabras y Carmen Queralt con sus ilustraciones, nos pasean por las cuatro estaciones, podemos apreciar el paso del tiempo por lo que ocurre en la naturaleza, pero no de cualquier manera sino con unos versos íntimos y llenos de ritmo que harán las delicias de pequeños y grandes. Editado por La Guarida.


La caja de colores (2018) es un canto a la naturaleza, con las palabras de Estrella y con las sugerentes ilustraciones realizadas con acuarela de Leticia Ruifernández Nogués, está editado por La Guarida.


En El circo de las nubes (2019) la autora juega con las formas de las nubes, y se convierte en una fantástica maestra de ceremonias que va despidiendo a las nubes, con forma de animal, de un circo maravilloso que ha colocado su pista en el cielo. El color de este circo lo pone Héctor Borlasca con sus ilustraciones. Está editado por la editorial Jaguar, en su colección Miau. Ha sido finalista del Premio Fundación Cuatrogatos 2021.

La casa de los pájaros (2019) nuevamente recoge el paso de las estaciones, en esta ocasión es el árbol quien observa, a la vez que ofrece lo mejor que tiene a los que acuden a él. En las coloridas ilustraciones de Carmen Queralt predomina el collage.


El libro que llega a continuación no es un libro de poemas, pero en él Estrella va llenando el texto de retahílas y pequeñas poesías que se van entrelazando con la historia que cuenta, haciendo poético ese camino por el bosque. Se titula El camino de las manzanas, delicadamente ilustrado por Mar Azabal y publicado por OQO.


Con el siguiente libro nos vamos al inicio de la entrada en la que os hablaba de la importancia que tiene para ella la tradición oral. Hace ya unos cuantos años, en 2007, recogió junto con Elena Revuelta y Luisa Borreguero juegos de falda tradicionales que formarían parte de El libro de los arrullos. Mi primer abrazo de palabras, que fue un regalo institucional de la Consejería de Culturadentro de la campaña "Con un libro bajo el brazo", para todos los niños y niñas nacidos en Castilla-La Mancha. 


También al inicio, os hablaba de lo mucho que le gusta experimentar, crear artilugios que cuentan. En esta ocasión pensados quizá más para adultos.
Bella Dama (2017) es uno de ellos, un poema dentro de una cajita (que forma parte de ella, más bien) acompañada de la ilustración de Raquel Sáiz en forma de cartel. Pertenece a la colección Artefactos de la editorial Libros de las Malas Compañías. Con un código QR en el fondo de la caja donde escuchar la poesía recitada por la autora (la tenéis en los ivoox de más arriba).


Sueños navegables (2019) es otro artefacto libro hermoso, en esta ocasión en acordeón donde confluyen profundos poemas que surgen de lo cotidiano, acompañados por bellas ilustraciones de Belén Morata. Publicado por Inventa editores.
"Alas y flores, gritos
de amor por la vida."


Con el siguiente libro, La vida en blanco (2007), quiso celebrar sus 25 años contando cuentos, un simbólico y bello poema visual para explicar cómo es la vida, que casi seguro está dentro de nuestras experiencias vitales. Publicado por Ediciones del cu(rru)co.



Y para terminar, Cuaderno de Olas es el resultado de una exposición que hemos disfrutado en Guadalajara y provincia en varias ocasiones. 
En esa exposición podimos apreciar aquello que ha ido recogiendo y formando parte de su vida; objetos, libros, poemas, recuerdos… que nos hablan de su sensibilidad, en definitiva, de ella. En este vídeo de Contrapicado Films podéis acercaros a la exposición que tuvo lugar en el Palacio del Infantado en 2014.


En el libro recoge poemas y composiciones con caracolas que ha ido coleccionando a lo largo de su vida, caracolas y palabras reza el resto del título. Está publicado por Una Golondrina Ediciones.
"Querido mar, 
de hojas azules, blancas de espuma, 
mientras paseo, déjame que te lea 
por esta página recién escrita 
llena de rumores viejos y caracolas."


Además, estas hermosas imágenes, estas historias tan contables y el ritmo que encontramos en su poesía no es casual, sino que ella ha estudiado y reflexionado al hilo de los textos poéticos que siempre han estado tan presentes en su vida: los tradicionales, los de otros y los de ella misma. Muchas de estas reflexiones forman parte del libro Contar con la poesía (2014), publicado por Palabras del Candil.
"Las palabras no tienen memoria, son memoria. […]
Cada palabra lleva a cuestas su propia historia, asentada sobre el silencio y hecha de tiempo, como un árbol de raíces profundas que, cuando aflora, se hace presencia y escucha." (p.61)
"Los temas populares carecen de autor conocido: se cantan y cuentan de boca en boca hasta que un día alguno llega a los oídos de un poeta que lo retoma y hace algo nuevo con él." (p.89)
"Cada poeta, con su modo particular de ver, profundiza la comprensión del mundo y cada poema, en su humilde medida, aporta pautas nuevas sobre cómo escucharlo." (P. 139)
"Algo que se aprende de memoria no se apaga cuando se cierra el libro, sino que se queda a vivir dentro de la persona y se independiza de la palabra impresa; el poema memorizado sale a la luz en los momentos menos esperados […]. Si es significativo para la persona, acabará acompañándola sonoramente dentro de su cabeza durante mucho tiempo." (p. 205)


Siguiendo el recorrido por la obra de nuestra querida Estrella Ortiz podemos apreciar la creatividad y buen hacer que desborda por los cuatro costados, cualidades que la han llevado a publicar libros hermosos que nos permiten, a quienes nos acercamos a ellos, seguir soñando a través de sus sueños.

💟 ¡¡¡Mil gracias, Estrella!!! 💟

domingo, 28 de febrero de 2021

La poesía de Antonio Rubio

Antonio Rubio es un poeta castellano-manchego al que conocemos bien, nació en Puente del Arzobispo (Toledo).


A él acudimos una y otra vez en busca de sus versos. Su poesía nos hace cantar, bailar, nos pide siempre algo más: que sigamos leyendo, que sigamos rimando, que sigamos jugando…, y es precisamente esto lo que necesita la poesía infantil para llegar a los niños y niñas.
Merece la pena acercarse a sus poemas, tienen un ritmo con el que es imposible no moverse al compás pues, como él reconoce, "somos seres poéticos", "somos hijos de una onomatopeya, el tic-tac del corazón de tu madre", le oigo decir embelesada siempre que he acudido a una de sus charlas.
Y es así como son sus versos, pura música, puro juego; podemos comprobarlo acercándonos a algunos de sus libros:

Su colección "De la cuna a la luna", que editó Kalandraka, comenzó con cinco libritos preciosos allá por el 2005 (incluso se vendían en una cajita regalo todos juntos). Fueron un éxito y, como podéis comprobar por las fotos, ya son doce los títulos que podemos encontrar (en las últimas ediciones en formato más grande que los que aparecieron por primera vez).
Cualquiera de ellos es siempre una fiesta cuando lo compartes con los más pequeños (aunque siempre tienen, y tenemos, alguno favorito).
Es poesía visual, bellamente ilustrada por Óscar Villán (Premio Nacional de Ilustración en 1999).
Según el autor, con estos libros busca conseguir un ritmo de lectura que "ayude a educar el ojo y endulzar el oído del pequeño lector". Y así es, con estos libros he visto cómo mis pequeños alumnos se sienten fascinados por las ilustraciones y la musicalidad que encierran y con ellos han aprendido cómo "funciona" el objeto libro.




Otro de los temas al que recurre una y otra vez es las letras, tiene varios títulos que hacen referencia a ellas:
En Las alas del Avecedario nos cuenta historias rimadas de pájaros, bien curiosas, así en la "E" nos encontramos al estornino y la relación tan particular que tuvo uno de estos pájaros con Mozart, o en la "I" al ibis llevándonos directamente al Antiguo Egipto. Y ahí nos encontramos buscando para ver si son verdaderas las historias que cuenta. Con preciosas ilustraciones de Rebeca Luciani.
Juego de Letras presenta el abecedario y Antonio Rubio se fija en la forma de cada una de las letras y las relaciona con objetos o animales que aparecen detrás de una solapa, que nuevamente ilustra Óscar Villán haciendo las delicias de los niños con este juego de imagen y versos.
Los dos editados por Kalandraka.
En El murciélago Aurelio juega con las vocales, nos encanta el juego que propone con cada una de las vocales ¡y con todas a la vez! Aquí en la foto está el publicado por SM, con ilustraciones de Pablo Núñez, pero recientemente Kalandraka ha reeditado El murciélago Aurelio, revisado y ampliado por el autor. Las ilustraciones en esta ocasión las pone Federico Fernández.


Con los tres libros siguientes deja claro que le gusta la naturaleza: bichos de todos los tamaños y plantas, muchas plantas vamos a encontrar en ellos.
Versos vegetales es uno de sus libros estrella (publicado en 2001) y que hemos compartido, regalado y recomendado una y otra vez, con unas delicadas ilustraciones de Teresa Novoa y publicado por Anaya. Como el título indica en él se dan cita árboles, frutas y flores en forma de canción, cuento, posada, recetas, consejos, adivinanzas y juego, mucho juego.
Bibichos es uno de sus primeros libros publicados (1998), lo encontramos en la editorial Hiperión, en su colección de poesía Ajonjolí, ilustrado por Gabriel López Navarro, recoge poemas preciosos con bichos pequeños pero también grandes, como la jirafa o el hipopótamo.
Álbum de bichos está compuesto de pequeños pareados que hacen las delicias de los más pequeños; el caracol, la mariquita, la lagartija, el zapatero o el ratón forman parte de este universo rimado de animales diminutos.

La vida láctea está editado nuevamente por Hiperión en la colección Ajonjolí, con ilustraciones de Tomás Méndez, tiene también unos cuantos años, se publicó en 2004. A él podemos acercarnos buscando nanas o tonadillas, posadas, bailes, fórmulas o conjuros…; y siempre hay alguno que nos seduce.

Y en este Almanaque Musical, con unas sugerentes y alocadas ilustraciones de David Pintor, nuevamente publicado por Kalandraka, tenemos un repaso por los doce meses, en esta ocasión haciendo referencia además a diferentes elementos de la música, ya sean instrumentos, músicos, orquestas, notas musicales, atriles o melodías, e incluso pasando por los luthiers.


Tres cuentos de Urraca nos cuenta la historia rimada de tres objetos que tiene doña Urraca bien guardados en su nido y con los que se siente muy ufana: una casa de caracol, una camisa de culebra y un cencerro de cabra. Para ella son auténticos tesoros:
"Son las cosas que otros tiran
y yo encuentro abandonadas. 
A mí me gusta juntarlas,
tenerlas cerca y mirarlas:
Porque si miras despacio,
cualquier cosa tiene alma."
Seguro que nos gustará conocer el alma de estos tres objetos. El libro está publicado por Anaya y los versos de Antonio Rubio están acompañados por ilustraciones de Leticia Ruifernández, tomadas de la naturaleza, ella dice que se inspiró en el paisaje extremeño porque a doña Urraca seguro que le hubiera gustado vivir en un encinar de esta tierra.


Rumor de Rimas es un disco libro en el que Victor Manuel Poveda, acompañado de varios instrumentistas, ponen música a una selección de poemas de Antonio Rubio seleccionados de varios de sus libros. Los textos del libro van acompañados de unas coloridas ilustraciones de Luis de Horna. Editado por Poemúsica.


Aquí dejo la grabación de uno de los poemas y veréis lo bien que suenan:



Termino este recorrido con un libro imprescindible de este autor, 7 llaves de cuento, en Kalandraka nuevamente y con bellas ilustraciones de Violeta Lopiz. En este libro, Antonio Rubio nos acerca a los cuentos en que la rima o la musicalidad está presente de una u otra forma, son los cuentos de fórmula. Para ello, nos explica previamente cuáles son las estructuras poéticas (enumeraciones, encadenados, diálogos…) y cuáles los recursos poéticos (onomatopeyas, aliteraciones, apóstrofes…). Para posteriormente acercarnos, y así poder disfrutar de ellos, algunos textos tradicionales que probablemente reconoceréis y que seguro gustarán a vuestros hijos, a vuestro alumnado; cuentos que están muy presentes (o deberían estar muy presentes) en los primeros años. En definitiva, como dice Pep Bruno de él, "un manual imprescindible para quien le gusta el cuento, la tradición o la educación".



Y además, un agradecimiento que ya hemos reiterado en más de una ocasión, porque a él debemos la actividad "los martes poéticos"; no se nos ocurrió a nosotros sino que fue Antonio Rubio, escritor admirado, maestro entusiasta y amigo, quien nos contó que en su colegio llevaban varios años con esta propuesta y que, poco a poco, habían conseguido hacer de los versos y las rimas algo cotidiano en los días (y meses, y años) de toda la comunidad educativa.
Una actividad pequeña, pero constante, como lluvia fina, que pretende calar en lo hondo y llenar de versos y palabras los corazones; en esta ocasión con sus propios versos.

♥️ ¡Gracias, Antonio Rubio! ♥️