jueves, 7 de noviembre de 2019

Bibliotecas ambulantes

El 24 de octubre fue el día de la Biblioteca, en este enlace de la revista Babar tenéis más información sobre esta celebración en 2019 (en él podréis ver el cartel de Miguel Calatayud y el pregón de Gemma Pasqual para este año).

No podíamos dejar pasar este día sin acercarnos a las bibliotecas y fue así cómo compartí con mis alumnas y alumnos de cinco años dos preciosos libros que parten de historias reales y que hablan de unas bibliotecas un tanto especiales, pero igualmente necesarias:


La señora de los libros con texto de Heather Henson e ilustraciones de David Small, publicado por Editorial Juventud.



Cuenta la historia de valientes bibliotecarias que recorrían rutas complicadas a caballo, hiciese buen o mal tiempo, por los montes Apalaches (Kentucky) cargadas de libros para los habitantes de estos lugares.


Y Biblioburro, con texto e ilustraciones de Jeanette Winter, también publicado por Editorial Juventud.



Nos habla de Luis Soriano que, acompañado de sus dos burritos, Alfa y Beto, quiso compartir los libros que tenía en su casa con los niños y adultos de aldeas aisladas de Colombia, convencido del poder transformador de la lectura que había experimentado siendo maestro de escuela. 


Estas hermosas historias nos han permitido enredarnos en busca de bibliotecas ambulantes, es decir, bibliotecas que no tienen un edificio que las albergue.
Nuestro trabajo surge también a partir de la primera convocatoria de este curso del Seminario de Formación Continua de Cabanillas (ya es la segundo edición de este fantástico proyecto, en este enlace podéis ver más información). En esta ocasión Daniel Goldin, experto invitado este mes de octubre, nos habló de bibliotecas y   del papel del editor en la publicación de libros.


Daniel nos recomendaba "La biblioteca en llamas", un libro de Susan Orlean publicado por editorial Planeta, en el que la autora, tras recabar información durante más de una década, nos habla del incendio de la Biblioteca Central de Los Ángeles en 1986. No sólo se centra en sus páginas en este hecho, pues  el libro abarca muchos otros aspectos relacionados con esta biblioteca: la construcción del edificio, los distintos directores y directoras que dejaron su impronta en la manera de ver una biblioteca…, pero también en el valor de las bibliotecas y lo que suponen en una comunidad. Os dejo la nota de lectura de Pep Bruno en su blog.


En este libro se recoge un manifiesto sobre las bibliotecas públicas  que publicó la UNESCO en 1949 y que constataba la importancia que tenían estas en diferentes proyectos de Naciones Unidas: "La biblioteca es un prerrequisito para permitir que los ciudadanos hagan uso de sus derechos a la información y a la libertad de expresión. El acceso libre a la información es imprescindible en una sociedad democrática, para el debate y la creación de una opinión pública".
También nos habla en él del proyecto Bibliotecarias a Caballo del que habla La señora de los libros, libro que hemos mencionado al inicio de esta entrada.

Aquí podéis ver el resultado de nuestras investigaciones, aunque tenemos claro que podemos seguir añadiendo muchas más. También nos gustará situar en el mapamundi los lugares donde se encuentran estas bibliotecas (seguro que pronto volvemos sobre ello).

¡Fijaos qué mural tan bonito hicimos entre todos!


¡Y lo que les gustó verlo terminado!


Un saludo